jueves, 18 de septiembre de 2008

Ana y Mia~


Ana sabe, ella me escogió. Ella cree en mí, sabe que puedo hacerlo. Llegar a la perfeccion implica riesgos y estoy dispuesta a tomarlos. Un cuerpo imperfecto refleja una persona imperfecta. Algún día seré como ella flaca como el tallo de una rosa, liviana como una pluma. Mis huesos sobresaldrán de mi cuerpo como muestra de mi lucha.

El hambre me tortura, me hace infeliz, me provoca, pero lucho y al fin no caigo en él. Ser flaca es lo único que me importa ahora, no solo por cuestión de estética, va más allá de eso, es una forma de manifestar mi dolor. La bulimia y/o anorexia son formas de vida, no enfermedades. Nadie, ni un doctor, ni un libro, ni un psiquiatra puede saber más de lo que una propia anorexica sabe, nadie puede decirme como me siento o por que lo hago. Es mi forma de ser, yo elegí este camino.

La bulimia me acompaña, cada vómito representa lo que soy y lo que puedo llegar a ser. Perfecta como siempre quise ser. Voy a recibir la primavera como una flor. Voy a renacer con un nuevo cuerpo, por el que tanto luche, uno hermoso y perfecto. ~

2 comentarios:

Martina dijo...

Hola guapa! Veo que estas igual que todas... Estamos encerradas en una fortaleza...que cada vez se hace mas pequeña y nos ahoga...nos consume y nos tira al suelo. Intentamos levantarnos y nos vuelve a empujar. Asi es nuestra forma de vivir...dolorosa, triste, angustiosa. Nunca seremos perfectas, porque nuestra mente nos nos dejara verlo. El espejo siempre nos enseñará al monstruo que llevamos dentro. Y asi Ana y asi es mia. Como grotescos personajes que nunca nos dejrán en paz.
Me gusta lo que escribes, y te doy todo mi apoyo. No nos conocemos pero nos tenemos las unas a las otras. Cuenta conmigo para lo que sea. Besitos y cuidate.

Mariposa_de_papel dijo...

No te preocupes tanto, verás que un día podremos salir de este infierno, aunque el fuego de saber que vivimos ahí morará en nuestro interior por siempre..